JesusMaroto.es

Películas

Jesús Maroto de la Heras

Sharpe

1993

La serie británica de catorce episodios - de los que solo se han tenido en cuenta los siete primeros -  está basada en las novelas de Bernard Cornwell, que han tenido un gran éxito en el Reino Unido. Su rodaje se extendió durante varios años desde su comienzo en 1986.  Esta serie se caracteriza por reunir unos componentes que la hacen muy atractiva para el espectador británico. El protagonista es un oficial que ha ido ascendiendo desde las filas de soldados rasos. Su valor inteligencia y experiencia le ha ido situando entre la filas de la oficialidad en las que no es bien visto por sus colegas. No se trata de un “caballero”, según el criterio de la oficialidad británica, compuesta por hombres de elevado status social, que solían comprar el rango que les interesaba. Sharpe es un militar que se ha incorporado al grupo de elite, los Green Jackets del 95th. Este regimiento iba vestido de forma diferente del resto de la infantería  británica de casacas rojas, mientras que en los Green Jackets, como su nombre indica, su casaca era verde.El papel de estos hombres era actuar de infantería ligera delante de las unidades regulares, para contrarrestar a la similar infantería francesa, los voltigeurs, que precedían a las columnas francesas. Los voltigeurs eran también tiradores de élite cuya misión principal era  eliminar a los oficiales enemigos que se situaban montados a caballo al lado de las líneas de infantería regular. Los Green Jackets establecían una especie de duelo personal con los tiradores franceses cuando ambos grupos se encontraban en una batalla.


Goya

1984

El director José Ramón Larraz define a Goya como: ..”un personaje muy discutido, porque cada cual se imagina un Goya por la intensidad de su producción. Goya es un trepa que pacta con casi todo para poder realizar su obra en toda su plenitud. Goya fue una persona capaz de casarse por interés, y yo no voy a disimular la parte sórdida del personaje, ni tampoco voy a darle brillantina idealizándolo. Goya era un individuo capaz de hacer Los desastres de la guerra a la vez que adorar a Francia. Estaba con el poder y, a la vez lo detestaba en sus pinturas.” Es cierto que el director ha sabido describir a Goya como un personaje que deseaba triunfar con rapidez y que además era consciente que desarrollaba un arte que tenía una gran fuerza. Consideraba que debía triunfar y en esta faceta se encuentra una de las grandes contradicciones del genio de la pintura que en la serie se describe muy bien. A Goya deseaba ser un pintor de la Corte para ser reconocido popularmente, pero al mismo tiempo sentía que su pintura debería llegar al mayor número posible de personas. Por esa razón tenía tanto interés en publicar sus Caprichos y luego los Desastres de la Guerra. Era consciente que sus cuadros solo podían venderse a los miembros de la Corte que podían pagarlos, pero tenía cierta obsesión de que el pueblo español lo conociese e incluso  lo comprendiese.

La serie muestra a un Goya jurando fidelidad a José Bonaparte y luego a la Constitución del Gobierno liberal diez años más tarde. Es cierto que el pintor pensaba que los juramentos condicionados por el poder en tiempos tan turbulentos tenían un valor muy relativo y los personajes que conoció, empezando por los reyes Carlos IV y María Luisa pasaron rápidamente al exilio, o al destierro. La supervivencia que se imponía de forma pragmática, en un país tan convulsionado era  un verdadero arte y ese doblez pasa su factura psicológica. Es evidente que no entra en este libro un ensayo sobre la pintura de Goya, pero la serie Goya explica muy bien la evolución que ha seguido su pintura, al mostrar por qué el pintor hacía un tipo de pintura en determinados momentos de su vida. Goya era consciente de que su relación de imágenes tenía un valor testimonial  superior


Los desastres de la guerra

1983

Hasta ahora, la única tentativa seria e inteligente de evocar la Guerra de la Independencia española sin los habituales apartados melodramáticos o las variaciones del flamenco. Una coproducción de alto coste dirigida por Mario Camús (Oso de Oro de 1983 en Berlín). El título de la serie inspirado en los  alucinantes dibujos de Goya proporciona el tono. Los diálogos del argumento a cargo de Jorge Semprun, Rafael Azcona  y Eduardo Chamorro  ponen de manifiesto las paradojas de este conflicto de una rara crueldad: se asiste a la toma de conciencia nacional de un pueblo que se indigna y resiste a un invasor que desea - de forma accesoria – ofrecerle perspectivas progresistas (Napoleón procede a abolir la Inquisición). En consecuencia, la invasión francesa va a contribuir a reforzar el absolutismo en el país y el pretendido alumbramiento del oscurantismo y de la superstición, pasa por pillajes y masacres. Finalmente, por primera vez, un ejército potente y superior en número, constata que puede ser vencido por el conquistado. (Hervé Dumont director de la Cinemateca suiza).  Las últimas escenas de Los desastres referentes a la llegada de Fernando VII y los hechos que transcurrieron hasta su llegada a Madrid, en los que se relata su “conspiración” para disolver las Cortes y eliminar a los liberales, se han tratado con bastante aproximación a la realidad. Antes de que el rey llegara a Valencia existieron una serie de reuniones de los consejeros del rey con varios militares para sondearles sobre su posición ante la decisión del monarca de no jurar la Constitución.  La reunión más importante tuvo lugar en Daroca y asistieron Fernando VII,  el infante don Carlos, los duques de Osuna y Frías, el conde de Montijo y el general Palafox. Todos los presentes,  menos Palafox, opinaron que el rey no debería jurar la Constitución

 


Las aventuras de Gerard

1970

Las aventuras de Gerard fue dirigida por el director polaco Jerzy Skolimowski en un momento muy favorable de su carrera cinematográfica. Suponía un importante reto enfrentarse a una coproducción de varios países con visos muy ambiciosos, ya que su presupuesto en el año 1970 era de tres millones de dólares. Dirigir una farsa burlesca basada en episodios del escritor inglés no era una tarea fácil, a pesar de que el film se rodó en España, donde tuvo todo tipo de facilidades y contaba además con la asesoría técnica del hijo menor de Conan Dooyle.


Cenizas

1965

La pelicula recrea de forma minuciosa la Polonia de finales del siglo XVIII y la guerra en España. Cenizas es, uno de los más bellos films del director Wajda. En la gran línea de una cinematografía en pujanza. Un film sobre el que apetece escribir mucho, rico en sugerencias de toda índole y que sería necesario ver exhibido comercialmente en España. La película recrea de forma minuciosa una forma de vida en la Polonia de finales del siglo XVIII y principios del siguiente. Europa cambia rápidamente con las guerras de Napoleón y los polacos intuyen que deben participar en ellas si quieren conseguir la independencia como nación. El cómo, se refleja en  la actuación de cada uno de los tres protagonistas. Krzysztof no acepta que la lucha que tiene lugar en Zaragoza esté ahogando la libertad de otro pueblo que puede estar en una situación parecida a Polonia.


La maja desnuda

1959

 

La película no llegó a estrenarse comercialmente en España y ni siquiera pudo rodarse en este país. En cierto modo, es una verdadera curiosidad que solo se ha podido ver en algún pase de televisión aislado. Según parece, la protagonista Ava Gadner, vivía por aquellas fechas en Madrid, pero la familia de los duques de Alba protestó porque una persona como la actriz encarnase a la duquesa, debido a su reputación de bohemia que entonces gozaba la actriz americana en la capital. El equipo de rodaje tuvo que trasladarse a Cinecita en mayo y junio de 1958. Una revisión detallada de La maja desnuda demuestra que todas las historias sobre el pintor se han movido por las exageraciones interesadas y al mismo tiempo desinformadas. Para empezar, el mismo título tiene poco que ver con el contenido. El cuadro de la maja desnuda no se muestra, e incluso no se sugiere que la modelo haya sido la propia duquesa de Alba, como se temía por algunos y se suponía por otros. No se puede negar que la película haya sido situada dentro de los cánones de la producción de otras similares por la industria americana. A saber: cierta fidelidad a la leyenda, enmarcada con los tópicos más generalizados al uso, además de simplificar en exceso el retrato histórico. Pero como muchas películas que se han rodado de esta forma se puede reconocer que para un público, como el norteamericano, que tiene poca o ninguna, idea de la historia española resulta positivo que pueda saber la existencia de un pintor llamado Goya, que hubo una represión del alzamiento popular y una guerra con Francia. Tampoco es negativo que el público español sepa que la iglesia de San Antonio de la Florida conserva unos frescos pintados por Goya, un pintor torturado que buscaba llevar la realidad cotidiana a las pinturas, que hubo unos dibujos que se llamaron Los Caprichos y que, finalmente, Goya era el pintor de la corte de Carlos IV. Suponemos que en España una información mínima ha hecho, o debe hacer, al ciudadano corriente con algo de cultura, conocer quien era Goya.

 

 


Le fils de Caroline Cherie

1955

Se trata de las aventuras de un seductor español/francés que combate a la Guerrilla o a las tropas napoleónicas según las circunstancias de su misterioso origen. La película es la continuación de otros dos films de la serie Caroline Cherie protagonizados por Martine Carol, que tuvieron bastante éxito en Francia a mediados de los años cincuenta. Le fils de Caroline Cherie está basada en una serie de novelas de Cecil Saint Laurent ambientadas en la Revolución Francesa y en las guerras napoleónicas que describe las aventuras de Caroline y Gaston de Sallanches, el aventurero enamorado de ésta que llega a general


Agustina de Aragón

1950

Como película histórica de años cincuenta su finalidad no es la de ajustarse a los hechos históricos, sino trasladar al espectador las premisas que al gobierno le interesaba insistir en esos años: patriotismo, obediencia al jefe militar, sacrificio de los buenos patriotas, sublevación del pueblo contra el invasor, lucha contra las ideas enciclopedistas, fe religiosa en la Patrona, resistencia al extranjero hasta la muerte….Es evidente que la transposición de estos parámetros a los sitios de Zaragoza no resulta muy difícil si se escogen con cierto cuidado la mezcla de ingredientes que interesa manejar y al mismo tiempo solo se añaden algunos episodios parcialmente escogidos. En consecuencia, partiendo de que esta película solo proporciona información parcial y sesgada al que desconoce esos hechos, pero que no pretende profundizar en ellos, se recibe un mensaje general de que hubo una heroína y que Zaragoza fue defendida hasta la muerte por sus habitantes. Pero si se tiene cierto interés en saber lo que realmente sucedió hay que separar los dos elementos que componen el argumento de la película: los acontecimientos que tuvieron lugar durante los sitios de Zaragoza y la biografía de la protagonista, Agustina de Aragón


La espía de Castilla

1937

Película musical norteamericana que recoge alguno episodios del principio de la Guerra de la Independencia. Se trata de una película musical, en la que su protagonista Jeanette MacDonald actúa sin Nelson Eddy su pareja habitual, pero con Robert Z. Leonard su director favorito. Jeannette MacDonald tenía entonces 36 años y se puede decir que estaba en la cúspide de su carrera cinematográfica


Agustina de Aragón

1928

Un grupo de productores aragoneses contrató al director, Florián Rey, para llevar al cine el tema de la Puerta del Portillo en el sitio de Zaragoza. Debido al escaso presupuesto se eludieron las escenas de grandes batallas